Álvaro Peña salta a Spotify con sus primeros discos y otro nuevo

El porteño radicado en Alemania hizo su arribo a la plataforma de streaming con Off Best E E. Y., disco que reúne recientes versiones de sus temas más emblemáticos.

Lo último que supimos de Álvaro Peña es que se había ido de Chile pocos días después de haber llegado, en medio de la revuelta social. Vino porque quería estrenar el documental inspirado en su carrera, Álvaro: Rockstars Don’t Wet the Bed –de Jorge Catoni– en Valparaíso, además de presentarse como lo suele hacer.

Nada de eso ocurrió, pero Álvaro de Valparaíso quiso sellar su año más cinematográfico con el arribo de su obra musical a Spotify, donde ya es posible encontrar los registros más icónicos de su carrera, pero especialmente su última producción, Off Best E E. Y., que se lanzó el miércoles a través de un segundo perfil.

Grabado en vivo en los estudios de Espacio Yungay en noviembre del año pasado, junto a Manuel Abarca en bajo y contrabajo y Gonzalo Navarro en batería, el responsable de “Tonteras”, quiso re versionar sus mejores clásicos, lo que al final se resume en un listado de 10 temas, entre estos, “Pobre Pero Honrado”, “Drinking My Own Sperm” y una favorita: “Si Vu Play”.

Así también como lo apunta desde redes sociales, el showman quiso experimentar con arreglos así en sus temas más recientes, “Conejito Campeón” y “Piedra en el Zapato”.

Para la chusma inconsciente

La “música de vanguardia”, la exigencia técnica, la estrategia y los buenos modales han sido tomados como objetos y retorcidos en la propuesta de Peña. Habiendo hecho un intento con el saxofón, incluso repasado lo más pop de su época, en los primerísimos años con The Challengers y The Bumerangs, se terminó de rebelar en la segunda mitad de los 70’s, cuando ya llevaba un buen tiempo en Londres –trabajando en la embajada de Chile para la UP– y terminó siendo un exonerado político.

Allá, armó The 101ers con Joe Strummer antes de The Clash y su carrera de publicista se extendió como paradoja cuando en 1977 publicó en solitario el álbum más bizarro de la temporada: Drinkin’ My Own Sperm. Y si primero lo censuró la radio de la BBC, luego se iría de capa caída con su segundo trabajo, Mums Milk Not Powder (1979). 40 años después, este elepé también se puede escuchar en Spotify.

Con lo anterior, lo relevante de que la obra del “chileno que canta con la nariz” se digitalice es que en realidad, nunca antes había estado más al alcance. Su auténtica producción, basada en el “hazlo tú mismo”, siempre se ha gestado desde la voluntad, rutina y el ritmo de trabajo que el propio artista se permite, con copias elaboradas una por una –con sus famosos dibujos– y limitados tirajes.

De hecho, su propio sello Squeaky Shoes Records, el que fundó al mismo tiempo que sacó su primera producción, se ha encargado de publicar las más de 70 producciones discográficas que posee en la actualidad. Esto, con la ayuda de sellos distribuidores de Estados Unidos en Nueva York, además de Inglaterra y Alemania, siendo I Am a Coward (2018) una de sus últimos trabajos.

Escucha la música de Álvaro Peña, “the Chilean with the singing nose”, por ahora resumida en sus tres primeros discos Drinkin’ My Own Sperm (1977), Mums Milk Not Powder (1979) y The Working Class (1980) desde este link en Spotify.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *