Parte III (y final): Lo que escuchamos en 2019

Por Paula Castillo y Tania López

Sin querer abusar de la cursilería, llegamos al último post de nuestro primer año, y culmine de la década, si lo quieren hacer más emocionante. Este corto pero intenso recorrido nos ha llevado a conocer y reconocer voces y sonidos de una generación proactiva, motivada y gestora. Hay ruido para tod@s y un entorno ansioso de sus posibilidades.

Y si se trata del 2019, un hito no menor y simbólico de la gestión desde esta “escena” fue el nombramiento de Valparaíso como parte de la Red de Ciudades Creativas de la UNESCO, a través de su proyecto “Valparaíso, Puerto de Músicas” detrás de un trabajo arañoso desde el gremio y la Municipalidad por recabar las necesidades de l@s trabajadores de la música en sus diversos espacios. Para qué decir lo acontecido con la revuelta social y su canalización creativa: La música, aún más desde las regiones, siempre es arma de resistencia y colaboratividad, a prueba de la gran industria y su establishment.

Con todo esto, Niña Provincia surge en medio de la necesidad de visibilizar y documentar el trayecto de un contexto y la historia que están escribiendo exponentes y creadores locales, para que se replique en Valparaiso, Viña o Quilpué, pero también a Santiago, Concepción o Arica. Que no pase; que se cuente.

En fin. Fue con esta misma trastienda que esta semana pedimos la valiosa colaboración de nuestr@s seguidores, amig@s y colegas para repasar lo que escuchamos, apreciamos y disfrutamos en torno a nuestra música local. Y si en las dos primeras partes la opinión fue de l@s trabajador@s de la música, hoy la voz proviene de ustedes, con el relato de nosotras y un poco de esa típica melancolía de fin de año. Aquí vamos con la tercera de lo que escuchamos en 2019, por Niña Provincia.

Canción 2019

“No idealizarte” de Solución Violeta

“Yo te quiero pero intento no idealizarte / Somos seres que se aferran a lo sentimental”. Un coro pegajoso y ejemplificador de las relaciones desde su contenido —literalmente hablando— se apoderan de “No Idealizarte”, tema y sencillo del segundo disco de Solución Violeta, La Belleza y la Ansiedad (Sello Recolector). El indie pop se refuerza en su propuesta con los sintetizadores de entrada y permanencia; también en sus voces más melódicas y suaves. Directo a la lista de clásicos de los porteños.

“Te Amo” de Rosa Moribunda

“Mis manos apretaron bien tu cuello / ¡Qué momento más bello gritando que te amaba / Tus ojos estallaron de amor y de dolor / Hay algo extraño / Yo nunca te haría daño.” Aquí nos detendremos en la letra. “Te Amo” es una lírica paradójica, inspirada en una historia de femicidio. Su relato consterna: la tragedia se plasma en la brutalidad y en la belleza de la prosa. Pura contradicción. El segundo track del disco debut de Rosa Moribunda, 52, enaltece a su vocalista, Gonzalo Barrueto, en su primer atrevimiento como letrista. Y l@s votantes lo apreciaron en esta pasada.

EP 2019

“La belleza y la ansiedad” de Solución Violeta

En marzo -cuando partíamos con Niña Provincia- entre los primeros textos que preparamos estaba el anuncio del nuevo EP de Solución Violeta. Más de una vez escribimos sobre este trabajo que mostraba sus primeras intenciones con el lanzamiento de su single “Ramaditas”, con una obra audiovisual incluida. Acompañados de Arturo González (Celibatos, BAM), entonces, nos preparábamos para de lleno conocer el resto del disco con un evidente espíritu colaborativo. “Emilia”, “No idealizarte” y “Tan fácil de hacer” son el resto de las canciones disponibles en La belleza y la ansiedad, todas ellas con invitados.

Y es con este EP que creemos se configura aquello que, de manera diaria, vemos en el trabajo cooperativo de grupos jóvenes de la región. Un disco, sin duda, que retrata lo genuino las nuevas generaciones.

“Amalgama” de Niño Títere

Gustavo Albornoz, voz y segunda guitarra; Pablo de la Barra, guitarra; Ignacio Gallegos, batería; y Francisco Galleguillos, bajo; fueron los encargados de darle vida a Amalgama, trabajo de 6 tracks que conocimos con “Sumérgete” durante septiembre de este año. Y es que con este EP, que destaca por su groove y la marca funk del bajo, ponen a disposición líricas críticas, como también del cotidiano. Con una influencia notoria de Red Hot Chili Peppers, Niño Títere se apropia de una música fresca y joven.

Álbum

52 de Rosa Moribunda

No lo dijimos nunca —ni en la entrevista con Gonzalo Barrueto ni en otros artículos—, pero el 52 es la numeración del block donde Rosa Moribunda surge —y permanece—. Este es el hábitat que le entrega espacio y confianza a su elepé debut, dos años después; un trabajo que significó explorar el universo de Barrueto, su álter ego y las influencias sonoras de los cinco integrantes. Sabemos que no le gustan categorizarse, pero disfrutamos del frescor con que representan el blues, o cuando se acercan a los matices del soul. El mérito se aprecia cuando consideramos que el registro y los arreglos se gestaron en vivo, cuando se encerraron por dos días en Limache, con Beto Rubiño como cuasi productor en su estudio.

Una técnica pulcra y la formidable interpretación de su no sólo vocalista, sino su histrión Rosita, nos transporta a la purga, con una descarnada retórica; descifrando la belleza de la tragedia, de la crisis y de su oscuridad.

Holograma de Travis Moreno

Cristóbal Ulloa, su bajista, lo dijo recientemente cuando les entrevistamos: “Queremos dejar la cagá”. Y bueno, la dejaron. Travis Moreno resulta soberbio con su segunda entrega, Holograma. Los segundos apellidos del rock —psicodélico, espacial, progresivo— caben todos juntos para esta obra, sin necesariamente sentenciar uno de éstos. Es que de hecho, deconstruyen el prototipo del “rock” cuando abandonan por completo las guitarras —luego de la salida de su ex guitarrista—, para transformar al bajo en protagonista, denso, con una genialidad en sus efectos. La espacialidad y aceleración resalta en sus baterías y teclado, en cuando a la voz, se acopla estruendosa con las bondades del delay. Aquí la poesía es tan sonora como lírica.

Esta marca, sin dudas, eleva el propio registro de la banda, en su punto de más alta lucidez y exploración creativa. Un caos sobreacogedor. Y el viaje a un click.

Artista o banda nueva 2019

– Por Mientras

La elección de quienes nos leyeron puso a Por Mientras como el descubrimiento del 2019 con la mayoría de votos ¡Y nos encanta! Neo soul y rock progresivo, marcado por los ritmos latinos, es lo que esta banda joven de Valparaíso pone en escena. Una mixtura que, con sus juegos rítmicos y armónicos, logra impresiona/envolver al oyente desde el primer minuto. El grupo compuesto por dos guitarras eléctricas, bajo, teclado, batería y tres voces, hace de su propuesta una explosión musical, encarnada en escena por la energía de su voz: Francisca Valenzuela.

No tenemos videos para compartirles de esta banda, pero en Niña Provincia te invitamos a conocer sus pasos, porque quién sabe cuándo nos sorprendan con su primer trabajo de estudio. Así que por ahora, queda estar pendientes de alguna presentación en vivo que tengan. Síguelos en Instagram acá.

¡Gracias por leernos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *