Entrevista con Maleza: Creciendo rápido y fuerte

Fotografía: Vanessa Mansilla

Daniel, Pato y Sofía son compañer@s de quinto año de Psicología en la Universidad de Valparaíso. Allí se desenvuelven gran parte del día y semana. Verse y coordinar sus ensayos no es tanto un problema, dicen. Evidentemente, entre las salas de clase, las presentaciones y los ensayos, las confianzas van incrementando y las formas de pensar/habitar se van complementando. Algo de ello está presente en la composición de su música.

Habían pasado tan solo horas del lanzamiento de Hay máquinas de tierra (2019), su primer largaduración que ya estaba disponible a través de las múltiples plataformas digitales. Diez canciones fueron liberadas el viernes 12 de abril, luego de haber grabado su disco el 2018 en Horcón, en el Estudio Hanau Epe. Así comenzaba la entrevista, un sábado en la tarde, minutos antes de uno de sus ensayos previo a su presentación en Toma Directa, de RVL.

Maleza surge como una transformación de proyectos que Daniel Cordovez (Voz y guitarra) y Pato Guzmán (Bajo y voz) venían trabajando. Casi como un juego, desde la afinidad y el compartir gustos musicales, ambos comienzan a armar este entramado que parte con proyectos como Inmanencia, pasando por Inmarcesible, Impulso Nervioso, y derivando en Maleza. “Nos conocimos en la Universidad. El Dani y el Pato tocaban en una banda y yo siempre los iba a ver a los ensayos, y en uno de esos, me dijeron que hiciera un beat y ahí nació todo (risas). No sabía ni tocar batería, los cabros me enseñaron”, señala Sofía Cáceres, baterista de la banda.

Parece casi una situación azarosa, pero el grupo se constituye como lo conocemos ahora tras la incorporación de quien sería su nueva baterista. “Cuando la Sofía fue al ensayo y empezó a tocar, pensamos: “Esta es la última razón para seguir con Maleza”. Así que dijimos ‘Ven Sofía’ (risas)”, continúa Daniel.

– Desde ese momento hasta ahora, ¿cuál es el quiebre o señal que los lleva a pensar en una dimensión más profesionalizante de la banda? Es decir, desde producir su primer EP, contar con un sello que los respalde, y ahora  tener su primer álbum. ¿Cómo pasan de tocar como un juego a lo que son ahora?

Daniel: Durante la etapa de la banda anterior, hubo un momento que con el Pato colapsamos (risas), cuando nos dimos cuenta que estábamos jugando a tocar guitarra e incluso estábamos gastando mucho dinero. Decidimos componer nuestras cosas, desde la desesperación casi, desde la rabia, de querer hacer todo de manera más seria. Igual, yo no estaba preparado para componer cosas desde lo personal, pero porque además no había estudiado música, no sabía de composición. Empecé a escuchar harta música y a tocar otros instrumentos, y esto justo coincidió con lo que estaba pasando el Pato, que también estaba en la misma.

Pato: Es un tema de responsabilidad también, además de lo que dice el Dani. Yo creo que ese es el factor de cambio. Teníamos problemas con la coordinación de ensayos y de tiempos en los otros proyectos. Nosotros somos súper responsables con ese tema al final.

Con la incorporación de Sofía, Maleza comienza a proyectarse con la producción de su primer EP Deconstrucción (2017), trabajo que los llevó a presentarse en Toma Directa, de Radio Valentín Letelier, show que destacan como uno de los más importantes dentro de su corta carrera. “Que nos hubiesen transmitido en directo por radio, fue darnos cuenta que esto estaba funcionando”, señala el mismo bajista.

El camino para llegar a Hay máquinas de tierra

En lo concreto, Maleza tuvo tan sólo dos días de grabación de su álbum, el que publicaron con el apoyo de Acople Records. Tras varios meses de trabajo, lo realizado en Estudio Hanau Epe, de Horcón, termina siendo una producción directa, donde comprimen toda la creatividad en lo que hoy conocemos como Hay máquinas de tierra. “Fueron dos días que estuvieron preparados por meses. Esto es lo que tenemos y aquí está. Estamos muy contentos”, indican.

La influencia o toques de cada integrante en el disco son evidentes. A primera escucha, su primer largaduración destaca por la multiplicidad de voces, no hay un sólo guía, una voz única; se evidencia lo participativo y colaborativo de un álbum. Esto también se traduce en la composición.

Hay algo en el compartir de sus miembros, el cruzar espacios como la Universidad, círculos de amig@s, e incluso formar parte de una generación de músic@s en la región de Valparaíso que pesa. “Nuestro trabajo es casi como un equilibrio. Nosotros compartimos gustos musicales, pero incluso va más allá de eso. Compartimos valores y visiones de mundo, que se trasladan a la música”, apunta Daniel.

Y sigue: “Hace tres años, nos juntábamos mucho como amigos, y pasábamos casi todos los fin de semana leseando. Claro, fue afinidad entre nosotros al principio y desde allí pasó a reflejarse en la música, cuando ya nos conocimos más. De allí, nos dimos cuenta que podíamos componer y tomar el peso a lo que estábamos haciendo”.

– ¿Cómo se fue dando la composición de su último trabajo? ¿Alguien aúna las ideas? ¿Todos trabajan en eso?

P: La ideas del álbum son muy compartidas. Parte por una raíz de alguno de nosotros, pero cuando ya veíamos cómo iban saliendo las canciones, nos íbamos dando cuenta de la influencias de los tres en prácticamente todo, desde arreglos tan pequeños que podían tener las guitarras, voces, baterías, etc; hasta las letras. Todo lo hicimos los tres.

Los días después

Tras haber lanzado su esperada producción, fueron múltiples los comentarios que recibió Maleza vía redes sociales, tanto en las cuentas personales, como las del grupo. “Es bacán que un álbum tenga diez temas, y que la gente nos diga que ya tienen uno favorito”, dicen.

– Sobre amig@s músicos u otras bandas, ¿les han comentado algo del disco?

Sofía: Hemos recibido hartas buenas críticas y eso a mí me motiva caleta.

P: Entre las bandas está esa idea de apañarse siempre. Aunque muchos no puedan ir a las presentaciones, muchos de ellos también difunden el trabajo que uno está haciendo y eso es bacán.

S: Con Solución Violeta tenemos contacto siempre, de hecho el Dani tiene un tema con ellos. Yo suelo relacionarme harto con Sapos sin Lengua. Al final en esta uno se da cuenta que hay caleta de bandas buenas que están saliendo, como Los Cuentos Amigos, y muchas de Villa Alemana.

Maleza está a minutos de comenzar su ensayo, y junto a dos músicos amigos, Matías (percusiones) y Elías (saxo), quienes también participaron del disco, este jueves estarán presentándose en la Sala Rubén Darío de la UV, a las 18 horas, para lanzar su material en vivo. Pero el trabajo no termina allí. De hecho, cuentan que están creando nuevo material. “Estamos armando hartas cosas, que a mí me tienen muy entusiasmada. De verdad los temas están muy bonitos. Si no fuera de esta banda, me haría fan (risas). Me gusta lo que estamos haciendo, concluye Sofía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *