Jack Endino: “La escena puedo compararla totalmente con Seattle en los 80’s”

(Fuente: commons.wikimedia.org)

Sujeto y eslabón indispensable para comprender el movimiento grunge, el productor estadounidense conversó con Niña Provincia en enero, durante su estadía en el Puerto, cuando vino con los nacionales de The Ganjas, en la cual repasó su relación con ellos y su complicidad con la movida local.

“Me lo pasé genial porque tú sabes, me encanta The Ganjas. Los conozco desde, uh, el 2011, desde que hicimos el disco Resistance y vengo para acá cada vez que puedo”, fueron las impresiones de Jack Endino posterior a su tocata con The Ganjas en Valparaíso. Era la primera vez del productor en la ciudad Puerto.

A decir verdad, esta entrevista no estaba planeada, excepto por la entrada que compramos para ir a dicho evento, el 26 de enero en Casaplan. Era nuestro primer intento de levantar Niña Provincia en terreno y lo haríamos cubriendo un número inusual: The Ganjas presentando a Jack Endino. Sí, el de Skin Yard, agrupación precursora de la escena en Seattle, y el mismísimo que trabajó con Nirvana en Bleach (1989). Su catálogo, que a la fecha bordea en los 500 álbumes, también incluye colaboraciones con Soundgarden, Mudhoney y Screaming Trees, en los tiempos mozos previo al hype comercial del grunge.

En lo singular que parecía el encuentro fue que decidimos esperar hasta el final, las selfies y el desmontaje, para acercarnos a Jack. Le contamos sobre la web y accedió. Lo planeamos algo así como una conversación de pasillo –fue en la calle, literalmente– con una pauta liviana y bastante improvisada.

El norteamericano viste una polera negra, con el logo de Hielo Negro. No los ha escuchado, “aunque me dieron la camiseta”, dice.

Jack insiste en que su música no es masiva y así también entiende que sucede algo parecido con sus amigos chilenos, reconocidos por su sonido cercano al shoegaze, el rock psicodélico y otras mezclas experimentales. Sabe que este círculo de seguidores no es masivo, pero es fuerte: “Es una buena señal, he conocido a muchas bandas, a muchos buenos músicos. Tú conoces a The Ganjas. Cuando los estaba viendo el año pasado me dijeron ‘tienes que tocar con nosotros’ y pensaba en tocar unas tres canciones, pero luego fueron cinco, y después todo un set. Entonces dije OK, y tuve que hacerlo ahora”.

The Ganjas Way

“Realmente buena”, así describe Jack la relación con el quinteto chileno, mientras ahonda en la última travesía de Pablo Giadach, vocal y guitarra, mientras estuvo con él en Estados Unidos: “Cuando Pablo y Catalina vinieron a Seattle el año pasado dije ‘bien, ustedes van a tocar con mi banda ahora’ e hicimos un show en la ciudad. Tenemos una banda que es improvisada, es una banda psicodélica y se llama Beyond Captain Orca. Pueden encontrarla en Bandcamp porque grabamos cada uno de los shows, y es completamente improvisado: no hay vocalista, no hay canciones, no hay ensayos, no hay gastos, solo salimos a tocar”.

El que primero había escuchado de Endino fue Samuel “Pape” Maquieira, voz y guitarra de The Ganjas, cuando en los noventa frecuentaba el espacio que los hermanos Mujica –Fernando y Francisco– tenían para confeccionar la revista Extravaganza!. Ahí encontró grabaciones de los trabajos de Jack.

Pero no fue hasta enero de 2011 que darían con el rockero. Resistance, un registro denso y de espíritu noventero, fue el resultado tras dos semanas de grabaciones y producción en Santiago. Esta quinta placa de los responsables de Loose marcaría el inicio de una entrañable amistad y escuela con el músico estadounidense.

El ejercicio igualmente se repitió para el siguiente álbum de los Ganjas, After Dark, que se editó en 2014. En la actualidad, también trabajan en maquetas para un próximo disco. Jack cuenta: “Empezamos el nuevo disco de los Ganjas el año pasado, cuando vine durante el verano. Lo empezamos pero ellos nunca lo terminaron y pensé ‘¡está bien! volveré y los haré terminar este álbum’, así que”…

– ¡Así que fue tu idea!

– Lo fue. Yo estaba como ‘tengo que terminar el disco de The Ganjas’ porque ya quería hacer otro nuevo disco con la banda, y además que ellos nunca habían grabado con Nes. Él es el nuevo baterista, pero ya lleva dos años. Así que vamos a tratar de terminar este álbum de los Ganjas, y de hecho tocamos dos canciones esta noche. Y es que lo más difícil es encontrar las letras y hacer las voces.

Una escena “cool”

En la misma época que trabajo para After Dark de The Ganjas, el productor de Skunkwork disco solista que Bruce Dickinson lanzó en 1996– fue convocado para colaborar en las sesiones Rubber Trucks de Converse, donde ayudó a tres bandas ganadoras, entre ellas, a los locales de Adelaida con su disco Madre Culebra (2015). “Me gustaría grabar más de ellos (Adelaida) en algún momento, pero el calendario no me lo ha permitido. ¿Cuál es el nombre de ese tipo? Jurel. Él es muy talentoso, ¡pero también tiene otra banda!”, reseña Jack.


La mano de obra de Endino se ha transformado en señal de ambición y marca registrada para el catálogo reciente: Yajaira –la otra banda de Maquieira–, grabó el single “Post tenebras lux” (2017) con él, así como Sordera –de San Pedro de la Paz– quienes grabaron y produjeron su EP homónimo (2017) al alero del mismo productor. En esta pasada también se reunió con bandas emergentes, a quienes grabó en Santiago.

– A estas alturas, y después de venir muchas veces a nuestro país por trabajo, ¿te sientes parte de esta escena? Quiero decir, has influido mucho en las bandas desde que comenzaste a producir aquí.

– No sé por qué influiría en las bandas, puesto que todo lo hago es grabar lo que ya hacen, ya sabes a qué me refiero. Solo estoy ayudando a la gente a hacer mejores discos, pero no estoy leyendo su música, tampoco estoy creando las canciones. Simplemente estoy aquí para ayudar, porque soy un fanático de la música. Y es una escena genial: me gustan las bandas, y solo trabajo con las bandas que me gustan, así que me siento afortunado de que haya una escena musical como la que hay aquí, donde he conocido a mucha gente agradable, con bandas geniales. Hay buenos clubes, y pequeños sellos discográficos y todas esas las cosas que Seattle tenía en los años ochenta.

– ¿Tú crees?

Sí.

– ¿Puedes compararla de esa manera?

– Sí. Puedo compararla totalmente con Seattle en los años ochenta, porque era una escena pequeña y Seattle no era una gran ciudad. Teníamos pequeños clubes y discográficas y nadie tenía dinero

– Porque Seattle es muy importante ahora.

¿Y qué pasa ahora? Ahora tenemos a Microsoft, Amazon, Starbucks, el Ejército… Es enorme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *